Alteración glóbulos rojos

Los glóbulos rojos también conocidos como hematíes o eritrocitos son un componente muy importante de la sangre ya que contienen la hemoglobina, que es la proteína encargada de transportar el oxígeno por todo el cuerpo.

El oxígeno se recoge en los pulmones gracias a la hemoglobina presente en los hematíes que circulan a través de los capilares o vasos sanguíneos de los pulmones y después viaja por todo el cuerpo. De esta manera todas las células del organismo reciben la cantidad de oxígeno que necesitan.

Así mismo, la cantidad de oxígeno que reciben las células depende de la cantidad de glóbulos rojos y de su correcto funcionamiento. Para conocer la cantidad de glóbulos rojos en sangre es preciso realizar un recuento. Esta prueba se conoce como hemograma. Se trata de una prueba de laboratorio que sirve para analizar los niveles en sangre de diferentes componentes sanguíneos como los glóbulos rojos, los glóbulos blancos o las plaquetas. Para poder llevar a cabo un hemograma es necesario extraer una muestra de sangre.

Esta prueba sirve para evaluar el estado de salud en general del paciente o para detectar posibles patologías relacionadas con los glóbulos rojos altos o bajos.

Sí los análisis muestran una alteración en el recuento de glóbulos rojos en el sentido de que están altos (más glóbulos rojos de lo normal) esto puede deberse a la existencia de una enfermedad que provoque niveles bajos de oxigeno y que, como consecuencia, el organismo aumente la producción de glóbulos rojos para compensarlo. Como, por ejemplo: enfermedades cardiacas, enfermedades pulmonares o tabaquismo. Los glóbulos rojos se producen en la médula ósea. Por lo que el aumento de su producción también puede estar relacionado con patologías de la médula como la Policitemia Vera.

Si por el contrario el hemograma muestra que los glóbulos rojos están bajos (menos glóbulos rojos de lo normal) puede ser síntoma de anemia. Esta alteración se desarrolla cuando no hay suficientes glóbulos rojos sanos o el nivel de hemoglobina en sangre es más bajo de lo habitual.

Es importante destacar que una alteración en el recuento de glóbulos rojos no siempre significa que se padezca una enfermedad. Por eso, es fundamental que el hemograma sea analizado por un especialista.

Si quieres realizarte un recuento de glóbulos rojos o interpretar los resultados de un hemograma no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En nuestra consulta de hematología estaremos encantados de estudiar el alcance y relevancia de los resultados y valoraremos si es necesario realizar alguna prueba más específica. Además, pasamos consulta para toda España por teléfono o videoconferencia sin necesidad de desplazamientos.

Solicite información GRATIS

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.